Los vecinos y visitantes de Cirat tienen la ocasión de vivir las emociones de un pasaje del terror acompañados de diferentes actividades complementarias