+34 964 143 264 cirat@touristinfo.net

Castillo de Cirat

Historia en piedra desde su origen musulmán

Declarado Bien de Interés Cultural

GALERÍA FOTOS

GALERÍA VÍDEOS

Vídeo del Castillo de Cirat en vista aérea.

UN POCO DE HISTORIA

El castillo de Cirat, se sitúa en el término municipal de la misma población, en la comarca del Alto Mijares (Castellón). Esta fortificación se asienta en un promontorio junto al Barranco de las Salinas, afluente del rio Mijares, dominando los caminos procedentes de Torralba y de HiguerasCaudiel.
Todo parece indicar que tiene origen andalusí, con ocupaciones posteriores en época feudal, siendo ocupado de forma discontinua durante los diferentes acontecimientos bélicos posteriores, durante los siglos XVI-XX.
Está catalogado como Bien de Interés Cultura, como monumento, por declaración genérica según Disposición Adicional Primera de la Ley 16/85 del Patrimonio Histórico Español, presentando anotación ministerial R-I-51-0011252 del 20 de diciembre de 2004.
No tenemos demasiados datos anteriores a la conquista aragonesa de nuestras tierras, aunque sigue las mismas pautas que otros castillos de la zona como el de Arenós.
Con el enfrentamiento del gobernador almohade Valencia, Abu Zeyt, y el alcaid de madinat-Unda, Zayyan ibn-Mardanis, y la victoria de este último en 1229, el primero pasa a dominar gran parte de la zona del interior de la actual provincia de Castellón. En 1235 se produce un levantamiento de sus súbditos ante la intención de convertirse al cristianismo y pasar a ser aliado del rey aragonés Jaume I.
La conquista de esta zona de Cirat de produciría poco antes del 22 de abril 1236, con Abu Zeyt ya bautizado como Vicente, con la ayuda de las tropas aragonesas del rey Jaume I de manos del noble Ximen Perez de Tarazona, ya que en esa fecha es cuando este noble hace efectiva la dominación eclesiástica de estas tierras a Guillermo Eximeno, primer obispo de Segorbe. Este castillo, al igual que otras posesiones las mantendría en propiedad el converso Vicente hasta su muerte, acaecida entre 1264 y 1268.
El castillo de Cirat, en ese momento debió pasar a su hija Alda Fernández, casada con Rodrigo Ximénez de Arenós, que continuaron con su señorío en diversos territorios de esta zona del Mijares Medio, y con posterioridad a la hija de estos, Alda Ximénez de Arenós, casada con Pedro Jordán de Peña.

Por problemas con la herencia del señorío y sus tierras y pertenencias y derechos dominicales, Alda mantuvo enfrentamiento bélico con su hermano Gonzalo, casada a su vez con la hermana de su marido, Urraca. Así, en 1291 atacó el castillo de Villahermosa y la torre de Salvatierra, quedando Cirat en manos de Alda.
El 7 de diciembre de 1297, la Corona hace efectiva la donación del cercano castillo de El Torno a Guillem Solano, quedando parcialmente dividido el señorío. En la donación que hacen en 1307 Pedro Jordan de Arenós y su esposa Marquesa Lópis de Rada por su matrimonio a su hijo Gonzalo, están relacionados ambos castillos y villas, además de las tierras de Montan, Arenós,
Montan, Torrechiva y Toga.
De 1330 data la donación, por parte de la marquesa Lopis de Rada, ya viuda, de la jurisdicción civil y criminal a su hijo Gonzalo Días de Arenós de los castillos de Villahemrosa, Arenós y Cirat. En mayo de 1343, por compra a Pere IV por 8.000 sous, ya que Gonzalo muere sin descendencia, la Baronia de Cirat y sus posesiones, incluida Villahermosa, pasan a manos de Gonzalo Díaz de Arenós y Timbor de Bellpuig.
En 1347, este noble, sin descendencia, pierde la vida en Bétera durante la contienda de la Unión, luchando del lado realista, pasando el señorío a la Corona, de nuevo, pasando en este momento, por deseo real a Bernat Vilarig, dado su apoyo, quedando en posesión de esta familia noble, vinculada al ducado de Gandia durante un tiempo considerable.
En 1526, con el levantamiento morisco con la consecuente Guerra de Espadan, tenemnos constancia de que Galceran de Carrós, actuó contra los moriscos.
En documentos de la Generalitat en 1559 aparece como señor de Cirat Bernat Vilarig de Carrós, y en 1589, Francesc Vilarig de Carrós.
De 1610 tenemos constancia que el barón de Cirat era Bernat Vilarig y Pardo de Carrós.
El 25 de octubre de 1628, Felipe IV concede el título de Conde de Cirat a Bernat Vilarig de Carrós y Pardo de la Casta, formando parte del mismo Cirat, El Tormo y Pandiel.
Su hijo primogénito, Guillem de Carrós, fue maestre de Campo del Tercio formado por las milicias forales valencianas y que se formó en 1643 con sede en el castillo de Onda.
Se trata de un lugar habitado por mudéjares y moriscos durante la Eda Media, dominando las diversas alquerías y lugares de hábitat existentes en la zona hasta su expulsión en 1609, y repoblación aragonesa a partir de ese momento.
Con posterioridad el señorío pasaría a manos de diversas familias como los Calatayud, Catalá,Villacís y Martínez Pisón.

Hay diferentes noticas respecto a los señores de Cirat a lo largo de los siglos XVII y XVIII, vinculadas a esta fortificación y sobre todo al pequeño palacio-torre que poseían en la población de Cirat.
El término fue escenario destacado de acciones bélicas durante las guerras carlistas.

CÓMO LLEGAR

Ruta senderismo.